J’accuse…!

Orden de lectura respecto a Baile de máscaras: después del capítulo XVI, tras el final de la primera parte del libro.


[Artículo de opinión publicado en el Corriere di Venezia, el día 1 de julio de 1844, a cargo del reconocido escritor Salvatore Croce.]

Algo huele mal en Dinamarca, decía el bardo. Yo me limito a afirmar que algo sucede en mi amada Venecia. Estamos frente a una nueva era; soplan vientos de cambio. El tiempo dirá si para bien o para mal porque, por lo que parece, a día de hoy nadie osa abrir boca. Permitidme que sea yo quien dé un paso al frente y me convierta en la voz de los venecianos. No de todos ellos, por supuesto. No de los que viven en fastuosos palacios y que apenas perciben las diferencias. No de los oportunistas que ven crecer sus arcas. No de los ambiciosos que ocupan posiciones que han arrebatado a sus legítimos titulares. Dejadme hablar, pues, en nombre del resto de venecianos. De los que se han quedado sin hogar, sin trabajo, o sin oportunidades. De los que, en definitiva, han perdido sus derechos.

Seguir leyendo “J’accuse…!”

Anuncios

Stefano Loredan

Orden de lectura respecto a Baile de máscaras: después del capítulo XXVIII, Confesiones, perteneciente a la segunda parte del libro.


Como si no hubieran pasado más de nueve años. Como si la última vez que nos hubiéramos despedido fuera ayer por la noche, tras pasar horas en algún tugurio del Dorsoduro; o tal vez apostando en el casino; o quién sabe si en alguna trifulca callejera. Borrachos y felices de estarlo.

Pensaba que estaba irritado con él, disgustado por su comportamiento. Estaba convencido de que nunca le perdonaría que hubiera desaparecido sin dejar rastro y sin dar señales de vida durante años. Creía que había dejado atrás mis sentimientos por él. Pero estaba equivocado.

Nos encontramos en el puente delle Guglie, en Cannaregio. En cuanto lo vi llegar lo reconocí al instante, a pesar de la oscuridad. Había cambiado, por supuesto. Vestía ropas sencillas que le ayudaban a pasar desapercibido, llevaba el pelo desgreñado y una barba que no le había visto nunca antes. Era más hombre y menos niño, aunque supongo que él podría decir lo mismo de mí. Se percató de que lo observaba y me sonrió, con los labios y con la mirada. Era una sonrisa de reconocimiento, de amistad, de nostalgia. De tiempo pasado y de tiempo perdido. Lo supe en ese momento: seguía enamorado de Dante Pesaro.

Seguir leyendo “Stefano Loredan”

One-shot de BdM

No sé si voy a hacer más. De momento, cuelgo un primero one-shot de Baile de máscaras, este de Stefano Loredan. Es un pequeño capítulo, escrito en primera persona, hecho desde la perspectiva de un personaje secundario (¿debería decir terciario?) de Baile. Tal vez habrá más de otros personajes del libro, o tal vez no. Me quedan ganas de escribir desde el punto de vista de Allegra, de Enzo, de Alina… y, si lo hago, lo más probable es que sus relatos terminen aquí. Si no… pues quedará en una idea más desechada, un one-shot de verdad de Baile, a modo casi de fanfiction (de mí misma, sí), sin más trascendencia. Bueno, la de mi disfrute al escribirla, por supuesto.