AION, S.A.

Me ahogo. Abro los ojos y sólo veo agua y oscuridad. No sé ni dónde estoy ni cómo he ido a parar aquí y, sinceramente, tampoco me importa. Sin pretenderlo, sin ser consciente de lo que hago, boqueo en busca de aire. Sólo consigo tragar más agua. El agua me rodea, me cubre por completo, se adueña de mis pulmones. Sé que, si no hago nada, pronto moriré.

Seguir leyendo “AION, S.A.”

Anuncios